Morena deja el terreno preparado para tener ‘debut y despedida’

188

El proceso de selección de candidatos provocó la fractura más grande del partido y eso los llevará a no permanecer en el poder.

Que Morena tiene toda la intención de voto y seguramente gane casi todo por lo que compite en este 2021 es un hecho irrefutable, sin embargo, así de rápido como fue su crecimiento, será su caída.

La forma burda y poco transparente en la que se desarrollaron los procesos de selección de candidatos fue la ‘cereza del pastel’ para una fractura interna irreparable que los llevará a ser el partido que menos tiempo se mantenga en el poder.

En prácticamente todos los estados en disputa, los morenistas se dieron ‘hasta con la cubeta’ y Jalisco no es la excepción.

Imposiciones, encuestas que nunca fueron públicas, impugnaciones, tomas de sedes y guerra sucia entre los propios militantes, todo eso se vivió en los últimos 2 meses y, tal como lo señala José Narro Cérpedes en un artículo para Infobae, ‘Morena parece estar entregando los objetivos del Movimiento de Regeneración Nacional a la lógica electoral y la división entre los bendecidos desde arriba y los morenistas de a pie’.

En Puerto Vallarta, para aterrizar en lo palpable, nunca hubo transparencia en las encuestas internas, ni las externas, ni siquiera se supo quién pagó las encuestas que terminaron favoreciendo a Luis Alberto Michel Rodríguez.

Para las diputaciones, de manera inexplicable, las encuestas no existieron. Mario Delgado impuso a Yussara Elizabeth Canales para la diputación local y a Bruno Blancas Mercado, para la diputación federal. Nadie supo, en ningún momento, cómo es que se designaron a estos 2 personajes que no estaban ni registrados como aspirantes a dichas candidaturas.

La prueba inequívoca de que Morena llegará al poder son las encuestas nacionales que le dan más del 60% de la intención de voto. La otra prueba, también inequívoca, de que Morena no durará en el poder, es la salida de sus bases fundadoras, de aquellos que recorrieron cada calle del país y que hoy están buscando espacios en otros partidos.

Cuando a los impuestos se les acabe la fama, cuando el partido ya no esté de moda, Morena será un fósil y pasará a la historia como el partido más popular y con la caída más estrepitosa del pasado reciente.

Compartir.