Sigue la nueva administración distraída en la política

162

Ha pasado casi un mes desde que tomaron posesión, pero se han preocupado más por hacer política que por salir a las calles a solucionar problemas.

La nueva administración municipal de Puerto Vallarta ha empezado con un ritmo lento en las actividades de campo, sin embargo, en política traen una dinámica envidiable.

Entre acusaciones contra el ‘capo del agua’ de Seapal, y supuestas irregularidades en la nómina del Ayuntamiento y del sistema para el desarrollo integral de la familia, no ha faltado grilla en estos menos de 30 días de la nueva administración.

El último escándalo, porque no se le puede llamar de otra manera a una acusación carente de fundamentos, es el correspondiente a un supuesto robo de información, perpetrado durante la noche de este sábado 23 de octubre en las instalaciones de la unidad municipal administrativa.

Una movilización policiaca indicaba, en principio, que se habían encontrado varias oficinas de este recinto oficial completamente saqueadas, presuntamente por integrantes de la administración pasada, sin embargo, mientras pasaban los minutos se iban desmintiendo estas versiones.

Al final, entre dimes y diretes, no se pudo comprobar nada y todo quedó en un boletín de prensa en el que hablan de presunciones, sin dar nombres y sin confirmar que se haya robado documento alguno.

Otra vez, la nueva administración se inclinó por hacer escándalo político y no por trabajar en la calle, donde están los problemas de verdad.

Habrá que recordarle a las nuevas autoridades que las campañas políticas terminaron hace varios meses y el voto de la gente no se entregó para politizar absolutamente todo lo que ocurre en Vallarta, sino para trabajar en pro de la ciudad y de manera mucho más activa que las autoridades pasadas.

Compartir.