Adeuda Puerto Vallarta 193 mdp al Ipejal por concepto de pensiones

114

El municipio ha retenido el dinero a sus trabajadores, sin embargo, no lo ha reportado ante el organismo estatal; se desconoce el paradero de dichos recursos

El municipio de Puerto Vallarta que encabeza el alcalde Arturo Dávalos Peña adeuda 193 millones al Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) por concepto de retención de recursos a sus empleados y que no ha reportado durante dos años ante la dependencia estatal.

Sigue incrementando

En un último reporte de la dependencia, en el que también incluye casos similares de los municipios de Tala y Tonalá, se especifica que el adeudo del municipio pasó en dos años de 119 a 193 millones de pesos, periodo en el que se ha retenido los recursos a los trabajadores de la administración pública municipal, pero no ha sido reportado.

TE RECOMENDAMOS: Ayuntamiento debe pagar 58 mdp a Fonacot

Éste es un caso similar al que sucedió con el Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot), al cual el Municipio de Puerto Vallarta adeudaba poco más de 58.8 millones de pesos, pero luego de una negociación, se logró un cago único por 16.4, sin embargo, hasta la fecha no se sabe a dónde fueron a pagar esos recursos que fueron retenidos a los trabajadores.

La dependencia ha solicitado en repetidas ocasiones la entrega de estos recursos al municipio, sin embargo, no lo ha hecho y también se desconoce el paradero de esos 193 millones de pesos y el por qué no se han entregado al Ipejal.

El municipio ha retenido a sus trabajadores 193 millones de pesos que no ha reportado al Ipejal y cuyo paradero se desconoce; caso similar como sucedió con el caso del Fonacot

Ponerse al corriente

En abril pasado, el Ipejal había solicitado el pago de las pensiones, que hasta ese momento sumaban 136 millones 736 mil pesos, por la omisión de 42 quincenas.

En esa ocasión el titular de Comunicación Social del Ipejal, Álvaro González, dijo que lo que se busca siempre es “lograr acuerdo con las entidades para que se puedan poner al corriente”.

La relación con las entidades es indefinida, explicó, por ello “el Ipejal siempre tratará de fomentar las facilidades y aportar las condiciones para que se pueda generar la liquidación de los adeudos”.

Es la facilidad la que se está fomentando, añadió, pues al final de cuentas “es lo que ha reducido las deudas significativamente de muchas entidades”.

Compartir.