Imprudencia y falta de cultura vial ocasionan lamentables accidentes

203

Una mujer fue atropellada y perdió la vida este domingo al cruzar la principal avenida de la ciudad por una zona donde no estaba permitido

A pesar de que no se cuenta con cifras específicas, la imprudencia y falta de cultura vial son las principales causas de los percances viales en Puerto Vallarta, sobre todo, en aquellos que tienen lamentables resultados como la discapacidad del implicado o incluso la muerte.

Día a día se puede ver cómo los automovilistas tratan de ganarse el paso, ignoran conscientemente las indicaciones viales o van hablando por teléfono o realizando cualquier otro tipo de actividad al momento de ir al volante.

México ocupa el séptimo lugar mundial en accidentes viales y segundo de América Latina

De la misma manera, se puede observar a gran número de motociclistas (no todos) circulado a exceso de velocidad sin portar protección alguna, zigzaguenado entre los demás vehículos o viajando mas de dos personas sobre la unidad, al momento que se roban el semáforo.

De la misma manera, aunque el peatón es uno de los principales afectados en los accidentes viales derivados de la falta de cultura vial, éste también es parte de la problemática.

Cruzar la calle en zonas donde no lo está permitido, caminar debajo de la banqueta o incluso no utilizar los puentes peatonales, forma parte de la falta de cultura vial que nos caracteriza como ciudadanía, sin embargo, cuando suceden los percances, en su mayoría de las ocasiones se responsabiliza al automovilista en lugar de al peatón. ¿O ustedes conocen algún caso donde el peatón haya sido arrestado por causar su atropellamiento?

Sin lugar a duda, podrían suceder más accidentes por falta de cualquiera de los anteriores ejemplos, al menos aquí en Puerto Vallarta, que por conductores en estado de ebriedad, aunque sea está también una acción derivada de la falta de cultura vial.

De la misma manera, se podría alegar que hace falta infraestructura vial, tal es el caso de puentes peatonales o señalética, sin embargo, existen claros ejemplos en lo que queda en evidencia que los peatones no utilizan este tipo de vías, ya sea por pereza o por no querer perder tiempo.

Acciones como estas derivan en resultados lamentables que han quedado documentados y que, por desgracia, se contabilizan por docenas o centenas al año.

¿Pero de quién es la responsabilidad de que los ciudadanos tengan cultura vial? ¿De ellos mismo o de las autoridades? ¿De ambos? O simplemente tratemos de culpar a quien sea sin conocer los casos específicos.

Compartir.