Cada año, cientos de perros son abandonados por peregrinos en la basílica

132

Como si se tratase de una paradoja, los fieles que acuden a la basílica de Guadalupe dejan abandonados a los más fieles: sus perros.

Cada año, millones de mexicanos y extranjeros visitan la Basílica de Guadalupe para cumplir su promesa a la Virgen de Guadalupe en su día en la alcaldía Gustavo A. Madero, sin embargo, cada año aumenta el número de visitantes y las faltas de algunos de los fieles son bastante notorias.

De los más de 10 millones de visitantes, el mayor problema, que cada año es más notorio, es el abandono de perros en las inmediaciones de la Basílica, que ha sido documentado todos los años por organizaciones protectoras de animales, por ejemplo, Mónica Pineda, presidenta de la organización Gente por la Defensa Animal, estima que entre 150 y 200 canes son abandonados por los fieles en la zona.

“Estos animales de compañía, al estar lejos del lugar donde salieron, difícilmente encontrarán el camino de vuelta y terminarán muriendo de hambre, sed o serán atropellados en algunas avenida cercana”, dijo Pineda.

Sandra Segovia, fundadora de la organización Todos Somos Animales, lamentó en entrevista para Cultura Colectiva News que las autoridades locales y eclesiásticas no tienen interés en evitar este problema.

Agregó que los activistas creen prudente recordar que el 12 de diciembre la única opción es acudir a la zona a rescatar a los animales para evitar mueran en condiciones lamentables, “sé que no suena alentador ni práctico, pero no hay mucho que se pueda hacer, porque hasta que no haya una disposición oficial o modificación a las leyes secundarias, sabemos que los animales van a morir”.

Este año las revisiones, aseguran las autoridades capitalinas, serán más severas, sin embargo, solo se sabrá con exactitud hasta qué punto disminuyó el problema cuando termine el peregrinar de los devotos.

Compartir.