Por no usar cubrebocas, 1,500 camioneros han sido infraccionados

188

La Secretaría de Transporte señala que evitar el uso de cubrebocas y la falta de sanitización, son las bases para infraccionar a los transportistas.

Por no usar la mascarilla o no portarla de manera correcta, y porque los camiones no están sanitizados, desde el pasado 22 de junio a la fecha, elementos de la Secretaría de Transporte (Setran) han infraccionado a mil 573 conductores del transporte público y 274 derroteros, informó la dependencia estatal vía Transparencia.

Isaías Ramírez Ortiz, director de Supervisión al Transporte, destacó que el operativo consiste “básicamente en que cada ruta tiene que sanitizar sus unidades entre las vueltas, porque tenemos mucha gente que usa el transporte público”.

Puntualizó que las infracciones van de uno a 150 salarios mínimos (hasta 13 mil 032 pesos de sanción económica).

Desde el 22 de junio, el uso de cubrebocas es obligatorio en el transporte público para prevenir contagios por el COVID-19. Sin embargo, muchos de los conductores y usuarios se niegan a utilizarlo o colocárselo de forma adecuada.

Francisco García, usuario de la 622, acentuó que durante el recorrido observó también que tres niños en brazos no llevaban esta protección.

La Setran reportó que durante la pandemia también han sido apercibidos 15 mil 088 pasajeros y mil 890 operadores. A los primeros se les pide que desciendan de las unidades o se les niega el acceso, por lo que se han generado conflictos o enfrentamientos.

El pasado 27 de agosto, el conductor de una unidad alimentadora del Macrobús fue agredido a golpes por un usuario, a quien le pidió utilizar la mascarilla.

Otra medida que se implementó en agosto pasado, pero que la mayoría de los choferes incumple, es el uso de la careta. Lo anterior, pese a que los camiones son de los espacios con mayor concentración de personas y, por lo tanto, representan un foco de infección. El Informador

 

Compartir.