Carlos Lomelí, el cinismo y su declaración de un delito electoral

80

En un debate transmitido el domingo, el candidato de Morena a la alcaldía de Guadalajara aseguró haber financiado la campaña de Pablo Lemus y Enrique Alfaro en 2015, lo que representa un delito electoral.

Carlos Lomelí Bolaños, candidato de Morena a la presidencia municipal de Guadalajara, declaró un delito electoral en el debate organizado el pasado domingo entre aspirantes a la alcaldía de la capital de Jalisco.

Con total descaro y cinismo, Lomelí Bolaños reprochó a Pablo Lemus, candidato de Movimiento Ciudadano, y a Enrique Alfaro, gobernador del estado, por ser ‘malagradecidos’ y aseguró que él les pagó las campañas del 2015.

Esta declaración representa un delito electoral, pues en los gastos de campaña de ambos candidatos en 2015 no se especifica que un particular haya aportado recursos, ya que es el propio Instituto Nacional Electoral el que otorga el dinero a los partidos.

Este ‘desliz’ de Carlos Lomelí tuvo consecuencias inmediatas y ya presentaron una denuncia en su contra, pues el delito no ha prescrito y podría, incluso, perder la candidatura de este proceso electoral.

Pero lejos de las consecuencias legales que pudieran existir, demuestran estas palabras que Carlos Lomelí no ha olvidado las viejas prácticas políticas que lo llevaron a tener juicios en su contra por vender medicamentos a sobreprecio a diferentes gobiernos estatales y que lo han puesto en el ojo del huracán en más de una ocasión.

Compartir.