Al gobierno de Luis Michel no le importan las mujeres

84

El presidente no ha dado la cara a los colectivos de mujeres y no tiene interés en trabajar para erradicar la violencia de género en la ciudad, que es un problema que todos los días crece.

A 47 días de que iniciara la administración de Luis Alberto Michel Rodríguez, todavía no ha habido ningún esbozo de intenciones de reunirse con los diferentes colectivos feministas de Puerto Vallarta, para buscar generar políticas públicas que puedan disminuir la cantidad de reportes por violencia de género.

Esta negativa de dar la cara del profe Luis Michel, ante un problema latente y preocupante en la ciudad, es algo que ha desconcertado a los diferentes colectivos de la región, debido a la falta de empatía con las mujeres que han sido violentadas y con los familiares de mujeres que han sido víctimas de feminicidios.

Cabe señalar que, desde 2014, Puerto Vallarta tiene activa la alerta de género, debido al gran número de reportes diarios de violencia física, psicológica y sexual en contra de la mujer y al alza en el número de feminicidios.

Sin embargo, para la actual administración la alerta de género no es una prioridad y lo han dejado claro con sus rechazos a reunirse con los colectivos y a trabajar en las mesas de diálogo que se realizan de manera periódica.

Además, la administración ha dejado ver tintes claramente machistas al no tener representación proporcional en cargos de primer nivel entre mujeres y hombres, y las respuestas de las autoridades han sido poco más que patéticas cuando fueron cuestionados al respecto.

La cuarta transformación en Puerto Vallarta ha minimizado la figura de la mujer y lo preocupante es que no tienen intenciones de que esto cambie.

Volvió a la ciudad la vieja política, en la que el hombre era el mandamás y la mujer es apenas una figura decorativa. Ni a Luis Michel, ni a sus hijos, ni a Salvador Llamas o a quien quiera que gobierna Puerto Vallarta, les interesa cumplir con la ley ni la seguridad para las mujeres de la ciudad.

Compartir.