Nuevo aeropuerto ‘desentierra’ un mundo prehispánico

109

Arqueólogos del INAH han encontrado vestigios que datan de hace mil 800 años de antigüedad en los terrenos donde se construye el Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

Esculturas dedicadas a dioses aztecas, ofrendas, ollas, flautas, braseros prehispánicos, así como utensilios de la época virreinal y objetos paleontológicos que datan desde hace mil 800 años de antigüedad, son algunos de los artículos que de 2012 a 2016 recolectaron arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en los terrenos del lago de Texcoco, y donde actualmente se construye el Nuevo Aeropuerto Internacional de México(NAIM).

Lo anterior lo informó el diario a nivel nacional ‘El universal’ en su edición del 1 de mayo de 2015 en el que adelantó que la zona donde se construye el nuevo aeropuerto es una área de vestigios arqueológicos prehispánicos y coloniales, debido a que hasta el momento expertos están restaurando 170 objetos de diversos materiales que permanecen en resguardo de esa institución.

Los documentos obtenidos vía ley de transparencia detallan que la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH determinó, con base en los estudios hechos por los arqueólogos que estuvieron en el lago de Texcoco, que no existe inconveniente en materia arqueológica para que se realicen las actividades de construcción, siempre y cuando, señala la dependencia: “En caso de que algún trabajo implique la remoción de la superficie del suelo actual, personal de esta investigación deberá supervisar y vigilar estas obras con el propósito de que no haya afectación cultural”.

La paraestatal Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) deberá avisar a la dirección de salvamento sobre el inicio de cualquiera de los trabajos encaminados a la construcción de las nuevas instalaciones aeroportuarias.

Además, en caso de algún hallazgo o accidente que ocurra a los monumentos arqueológicos con motivo de las actividades de construcción, aun sin la presencia de un arqueólogo, se deberán de interrumpir de inmediato los trabajos para dar aviso a la dirección con el fin de implementar las acciones pertinentes para salvaguardar estos materiales.

Compartir.