Los Pats logran la histórica sexta corona

43

Los Patriots de Nueva Inglaterra se ciñen su sexta corona de Super Bowl y son la segunda franquicia de la NFL en llegar a esa cifra.

En el Super Bowl que rompió con toda lógica, lo más coherente de todo el encuentro terminó por ser el resultado final.

Y es que es de lo más común en la NFL moderna ver a los Patriots de Nueva Inglaterra y a la dupla Bill Belichick-Tom Brady guiar al equipo a una victoria en el juego grande, ahora ya por sexta ocasión al derrotar 13-3 a los Rams de Los Ángeles en Atlanta, y así igualar a los Steelers de Pittsburgh como la franquicia más ganadora de Super Bowls.

Ahora quizá la estrategia de Belichick tuvo más peso en el resultado final que lo que Brady hizo en todo el encuentro.

El plan de juego del entrenador en jefe de los Patriots logró neutralizar al de su contraparte, Sean McVay, pues la defensiva de los Patriots pudo secar a una de las ofensivas más explosivas de la Liga.

Nueva Inglaterra le permitió 260 yardas totales y sólo tres puntos a un equipo que en la temporada regular promedió 421.1 yardas y 32.9 puntos por encuentro, forzándolos a despejar en nueve de sus primeras 10 posesiones.

Sin embargo, ya sea la magia o el colmillo que los Patriots le invierten a este tipo de juegos tuvo más peso que una de las nuevas sensaciones de la Liga.

El encuentro en el Mercedes-Benz Stadium estuvo alejado de toda expectativa y con aciertos defensivos por ambos lados, al grado de que este terminó por ser el Super Bowl con menos puntos combinados con 16, muy atrás de los 21 para los cuales se combinaron los Dolphins de Miami y los Redskins de Washington en el Super Bowl VII.

Para Tom Brady la de anoche no fue su mejor actuación en un Super Bowl; de hecho, por primera vez en sus nueve apariciones en esta instancia terminó con más intercepciones que pases de anotación, una contra cero, pero conectó en momentos clave con Julian Edelman -quien terminó como el Más Valioso gracias a sus 141 yardas por recepción- y sobre la mitad del último cuarto con Rob Gronkowski, en la jugada que precedió al acarreo de anotación de dos yardas de Sony Michel.

Por su parte, a Jared Goff le pesó el escenario y la inexperiencia. El pasador de los Rams estuvo bajo constante presión y cometió un error capital cuando tuvo la oportunidad de empatar el encuentro al ser interceptado por Stephon Gilmore, que selló el encuentro.

Ahora, los Patriots continúan reescribiendo la historia gracias a su victoria 37 en Postemporada, la mayor cantidad de todos los tiempos; el sexto anillo de Brady lo convierte en el jugador más ganador del Super Bowl y la sexta victoria de Belichick en este partido lo iguala con George Halas y Curly Lambeau como el entrenador con más triunfos en un juego por el título de la Liga.

Y aunque se les ame o se les odie, los Patriots siguen haciendo del Super Bowl su escenario favorito y su vía para reescribir la historia de la NFL.

Compartir.

Comentarios desde Facebook