Puerto Vallarta hundido en inseguridad y los mandatarios callan

112

Arturo Dávalos Peña se ha visto rebasado por los sucesos recientes y Enrique Alfaro disfruta de la NBA en California.

Una muestra más de la crisis de inseguridad que se está viviendo en Puerto Vallarta es lo ocurrido durante la noche de este jueves, cuando fueron detenidos presuntos secuestradores que raptaron a una jovencita de apenas 15 años de edad.

Este acontecimiento es la muestra contundente de cómo se salió de las manos la garantía de seguridad de los vallartenses y ni el alcalde, Arturo Dávalos, ni el gobernador, Enrique Alfaro, han pronunciado palabra al respecto.

El primero, lejos de emitir postura para dar tranquilidad a los ciudadanos vallartenses, ha decidido callar y ‘exhortar’ a no causar pánico porque ‘da mala imagen a la ciudad’. Además, asegura que Puerto Vallarta es un sitio seguro porque así lo dicen números del INEGI.

Sin embargo, se ha visto la incapacidad de responder de manera efectiva en materia de pevención, labor 100% municipal y que está fallando desde la primera administración. Prueba de ello son los 4 comisarios que ha tenido Dávalos en 4 años.

Por otro lado, Enrique Alfaro, gobernador de la entidad, ha declarado en reiteradas ocasiones que los hechos delictivos se deben a ‘ajustes de cuentas’, sin embargo, hay otros delitos de alto impacto que no tienen como protagonistas a personas ‘en malos pasos’.

La inexistente fuerza única en la región, el retraso de las cámaras de videovigilancia y la arrogancia de este gobierno estatal al culpar a gobiernos pasados por lo que se vive actualmente en Jalisco, son prueba de la falta de capacidad de nuestras autoridades.

Asesinatos con armas de fuego, algunos de ellos en el corazón de la ciudad; intentos de raptos de jovencitas y de un niño; hallazgo de restos de personas en predios abandonados y ahora el confirmado secuestro de una niña de 15 y otra mujer embarazada, son hechos que no se pueden ocultar, por mucho que al alcalde no le guste que ‘se hable mal de Vallarta’.

Compartir.