“Contaminación en el estero durará meses en sanar”: UdG

421

La enorme cantidad de aguas residuales vertidas en El Salado tendrá consecuencias a largo plazo.

Serán “meses” los que pasen hasta que se reduzca de manera natural el daño ambiental que ocasionó la ruptura de un colector de aguas negras que arrojó miles de litros de líquido residual al Área Natural Protegida del Estero El Salado, y sus playas colindantes en Puerto Vallarta.

Martín Pérez Peña, maestro en Ecología Marina de la Universidad de Guadalajara (UdeG), e integrante del Comité Científico del estero, subrayó que aún le sigue llegando agua sucia. “Son como ocho campos de futbol a un metro (de altura) los que están vertiéndose por día”.

La UdeG informó que el daño a la fauna es real, pues los químicos que hay en el agua residual (detergentes, por ejemplo) acaban con el oxígeno.

“Todavía no sabemos cuánto de los compuestos o elementos que pueden ser tóxicos se van a quedar en sedimentos (…). Una vez que se deje de verter el agua en el estero va a pasar un buen tiempo para que el ecosistema limpie el exceso de materia orgánica”, indicó.

Compartir.

Comentarios desde Facebook