121 millones de litros de aguas negras se vertieron sobre El Salado

213

Durante las 81 horas de derrames, más de 300 millones de litros salieron del colector, de los cuales, 121 millones entraron al Área Natural Protegida.

Durante la sesión extraordinaria del consejo municipal de ecología, llevada a cabo durante la tarde de este jueves en las instalaciones de la Unidad Municipal Administrativa, se dio a conocer el impacto real del daño ecológico que provocó la fuga de aguas negras que inició el pasado 4 de marzo.

Según los datos que arrojó el Seapal, fueron 81 horas continuas, desde las 2 de la mañana del lunes 4 de marzo, en las que el agua no tratada salía a la superficie; primero directamente hacia las calles de Parque Las Palmas y Mojoneras y, también, a los canales que llegan al Estero.

Luego, se colocaron montañas de tierra en los arroyos para que el agua ya no llegara al ANP, sin embargo, esto provocó que 2 predios se inundaras con aguas residuales, además del cárcamo ubicado a escasos metros de donde colapsó el colector.

Sin embargo, las 81 horas fueron suficientes para que el estero recibiera 121 mil metros cúbicos de agua de drenaje, es decir, 121 millones de litros.

Para ejemplificar la magnitud del daño. Una alberca olímpica, cuya medida oficial debe ser 50 metros de largo por 2 metros de ancho, tiene una capacidad de 2,500 metros cúbicos de agua. Lo vertido sobre el estero corresponde a casi 50 albercas olímpicas.

El daño ya está hecho y tardará años en solventarse, pero nuevamente la naturaleza demuestra su capacidad para absorber los descuidos humanos y terminan pagando miles de especies con la destrucción de su hábitat.

Compartir.

Comentarios desde Facebook