La mentira de la seguridad en el puerto se le cae a Dávalos

3.976

El asesinato de un joven, a plena luz del día en una de las zonas más caras de la ciudad, confirma el falso discurso de seguridad que ha proclamado el alcalde durante 4 años.

Fue una dura semana para quienes pretenden hacer creer a los ciudadanos vallartenses que vivimos en una ciudad completamente segura, top-10 a nivel nacional, pues fueron varios los hechos delictivos que dejaron en evidencia la mentira.

La gota que derramó el vaso y que fue la ‘cereza del pastel’, fue el asesinato de un joven en las calles de Fluvial Vallarta. A plena luz del día, el masculino fue agredido con armas de fuego y aunque intentó huir, perdió la vida instantes después sobre la avenida Grandes Lagos.

El hecho ocurrió en una de las zonas más caras de la ciudad y a 500 metros de una caseta de policías. La noticia corrió como espuma en redes sociales y los comentarios de la gente son cada vez más alarmistas, por el clima de inseguridad que empapa las calles del puerto.

Pero no fue el único caso esta semana. El 9 de julio, circuló un video donde, en las calles del Pitillal, policías municipales detuvieron a varios sujetos a bordo de una camioneta.

La escena fue tan violenta, que se volvió viral y puso en tensa calma a los miles de habitantes y comerciantes de la delegación más poblada del municipio.

Luego, el 11 de julio, fue encontrado el cuerpo de una jovencita que, al parecer, fue ultimada por su propia pareja. Esto ocurrió en Campestre Las Palmas y tiene pinta de tratarse de otro feminicidio.

Cabe recordar que Puerto Vallarta es uno de los 8 municipios donde está activa la alerta de género y uno de los municipios con más desaparecidos, solo detrás de El Salto y Techaluta.

El 2019 ha sido un año con múltiples hechos violentos y que se han concentrado en la mancha urbana, mientras el alcalde y sus secuaces intentan engañar a la gente diciéndoles que son seguras las calles de Vallarta.

Si bien la situación no está como en otras ciudades, donde los niveles de violencia han rebasado completamente a las autoridades, la situación aquí empieza a agravarse y la autoridad, lejos de ser contundente, parece cada día más pasiva.

No esperemos a que la violencia nos rebase, los resultados, a manera de prevención, deben pedirse desde hoy, antes de ‘quemar’ al destino turístico.

Compartir.