El Proyecto Munguía se comienza a ‘morir de nada’

4

Lo que parecía un camino libre hacia la candidatura del MC se ha convertido en un terreno fangoso, del que han salido algunos personajes ‘añejos’ y de confianza.

No ha iniciado todavía el proceso interno de los partidos para elegir a los próximos candidatos para el 2021 y el proyecto Munguía parece estar mucho más cerca de la muerte que de la victoria.

La salida de la publirrelacionista Melissa Madero, que además de ser parte del proyecto desde que inició y ser una mujer de la confianza del diputado, representa mucho más que una vacante, pues Madero y Munguía son amigos cercanos y cualquiera pensaría que, independientemente del resultado, irían hasta el final en el proyecto.

Aunque no hay una aclaración del por qué Madero dejó el proyecto, la lectura política se inclina hacia la pérdida de fuerza y, por ende, de posibilidades de Munguía para llegar a la candidatura que, a la postre, le daría la alcaldía de Puerto Vallarta.

Para nadie es un secreto que Luis Munguía es un fiel soldado del gobernador, sin embargo, la trayectoria política que ha desarrollado, desde el 2012 cuando inició como regidor, le dio la popularidad suficiente para pretender la silla que hoy ocupa Arturo Dávalos.

Estas intenciones fueron soportadas por meses por Enrique Alfaro, pero en los últimos 2 meses, al parecer, el barco de Munguía se está hundiendo y le está dejando el camino libre al candidato de Dávalos, Diego Franco.

A pesar de que Franco no es ni remotamente popular como es Luis Munguía, a pesar de que Franco es uno de los personajes que trajo Ramón Guerrero ‘El Mochilas’ y de que sus diferentes puestos en la administración vallartense han sido más grises que efectivos, Luis Munguía está perdiendo su duelo particular y con demasiada anticipación.

El hueso de Arturo Dávalos, que es muy difícil de roer, poco a poco le está inclinando la colina más a Munguía y este, lejos de pelear por lo que pensaba le correspondería, se está ‘muriendo de nada’.

 

Compartir.