Sigue la presidencia sin ser un edificio incluyente

50

El edificio del centro de la ciudad es señalado por no tener accesos para personas con discapacidad, a pesar de que se han planteado proyectos al respecto.

La inclusión y adaptación para las personas que tienen alguna discapacidad motriz es importante y más cuando se trata de edificios públicos, sin embargo, en Puerto Vallarta esta idea no ha permeado y la propia presidencia no cuenta con infraestructura necesaria.

Ciudadanos buscaron en Vallarta Independiente respuestas ante la falta de rampas y/o un elevador para aquellas personas que quieren ir a la parte alta del edificio, donde se encuentran los regidores y la oficina del alcalde.

Desde el año 2013, en la administración del priísta Javier Bravo Carbajal, se proyectó un elevador con costo de 3 millones, sin embargo, nunca se concretó el plan.

Luego, más reciente, en febrero de este año, el regidor panista Saúl López Orozco propuso nuevamente la colocación de un elevador y en sesión ordinaria el propio alcalde, Arturo Dávalos Peña, confirmó que se destinarían 1.5 millones de pesos para realizar la obra.

Se estimó que el elevador estuviera listo en un periodo de 6 meses e iría desde el estacionamiento del edificio hasta la parte alta de las oficinas.

Pero han pasado 9 meses desde aquella promesa y la presidencia de Puerto Vallarta, un destino turístico visitado por muchos adultos mayores de la comunidad extranjera, no cuenta con los estándares mínimos de inclusión para personas con discapacidad.

Compartir.