Exprime Dávalos hasta el último ladrillo con tal de hacer campaña

84

El alcalde mantiene su postura firme: hacer campaña en la entrega de hasta el último ladrillo, varilla y saco de cemento.

Puerto Vallarta se ha caracterizado por ser un verdadero ‘manjar’ para quienes llegan al poder; destino turístico con fama internacional, relativamente pocos habitantes y gente pacífica, sin embargo, los que llegan son, casi siempre, buitres de la política que se aferran al hueso del poder.

Este es el caso de Arturo Dávalos Peña, un político nacido en Puerto Vallarta, que ha modificado de forma preocupante su visión de la política y pasó de ser el amigo de todos, el que se preocupaba por la gente, al político voraz, aferrado a perpetuarse en las altas esferas y preocupado por acomodar en las mejores sillas a sus amigos.

Por eso, Dávalos ha hecho, y seguirá haciendo, campaña en la entrega de hasta el último ladrillo, la última varilla, el último tinaco y el último saco de cemento.

Sin importar que la gente tenga otras necesidades, sin importar que haya una contingencia sanitaria en curso, Dávalos irá a cada sitio programado para la entrega de materiales y reunirá un grupo de gente para que le aplaudan a él y a sus elegidos para perpetuarse en el poder.

El nombre del pretexto para anticipar la campaña cambia, un día es ‘casa digna’, otro día son ‘cuartos adicionales’ y otro son ‘útiles y uniformes escolares’. Dávalos, sin discriminar, exprime cada peso de ese recurso, ante la oposición que no existe y las autoridades electorales que tienen vacaciones durante 2 años y medio.

Dávalos es, sin lugar a dudas, un político buitre, aprovechado, que no lee los propios comentarios de la gente en sus cínicas publicaciones de facebook, pero que asegura es el político mejor calificado y con más apoyo en la historia de Puerto Vallarta.

Tan bonito el puerto y tan denigrantes nuestros representantes.

Compartir.