No podía percibir olores, había crecido ¡un diente dentro de su nariz!

120

La congestión y la pérdida del olfato habían plagado al sujeto danés durante años

Un hombre danés recibió recientemente una noticia inusual y quizás aterradora. Como se detalla en Sky News , el sujeto de 59 años no identificado de Dinamarca fue recientemente operado después de años de síntomas relacionados con sus vías nasales.

La congestión y la pérdida del olfato habían plagado al anónimo danés durante años, hasta que los médicos descubrieron una causa extremadamente extraña para sus enfermedades: un diente crecía en su nariz.

Los síntomas eran decididamente peores en el lado izquierdo de su nariz, según Global News , y el paciente había intentado una interminable letanía de remedios para mejorar su sufrimiento, hasta el punto de aplicar esteroides.

En casos raros, los dientes pueden crecer hacia arriba en la cavidad nasal en lugar de descender hacia la boca. A lo largo de aproximadamente medio siglo, solo 23 casos de esta ocurrencia han sido documentados formalmente.

TE RECOMENDAMOS: Caifanes regresa después de 25 años sin grabar y lanza ‘Heridos’

Más allá de eso, parece probable, al menos según los relatos de los médicos, que el hombre de 59 años haya vivido con el diente en la nariz por muchos años. El doctor Milos Fuglsang documentó sus hallazgos en relación con este caso en particular en la revista médica BMJ Case Reports .

En sus años más jóvenes, el hombre mencionó que había estado sujeto a un traumatismo facial significativo, pero después de la inspección, el médico no atribuyó este incidente a la presencia del diente en su cavidad nasal. Usando un endoscopio, los médicos del Hospital de la Universidad de Aarhus realizaron una cirugía para extraer el diente errante.

Los médicos presentes también descubrieron otra aberración ligeramente más común en la cavidad nasal del hombre. También estaba presente un espolón septal, algo que equivale a un crecimiento óseo que puede ocluir el conducto nasal. Sin embargo, tras el examen, los médicos acordaron que este afloramiento óseo no era la causa de los síntomas descritos por el paciente.

Si bien muchas personas sufren congestión nasal, fugas o dolor sinusal, es poco probable que se hayan enfrentado a noticias tan extrañas como un diente dentro de la nariz. (Con información de Tribuna)

Compartir.

Comentarios desde Facebook