Tultepec, hábitat de mamuts; encuentran fósiles y primeras trampas

75

El Instituto Nacional de Antropología e Historia cataloga este hallazgo como el más grande e importante de este tipo en territorio mexicano.

Los restos óseos de al menos 14 mamuts y las primeras trampas que se implementaron para éstos animales del período pleistoceno, fueron encontradas en el municipio de Tultepec, en el Estado de México, un hallazgo que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) cataloga como el más grande de este tipo en el país.

Luis Córdoba Barradas, arqueólogo del INAH, explicó que tras nueve meses de excavación se encontraron más de 800 huesos pertenecientes a al menos 14 mamuts de hace aproximadamente 14 mil 700 años; dos vértebras y una mandíbula de camello, así como un molar de un caballo.

Mencionan que en esa zona del norte de la cuenca vivieron entre 5 y 7 manadas de mamuts durante miles de años, pues crecían, se reproducían, morían y los cazaban. Además resaltó que convivían con otras especies como caballos, camellos y bisontes, sin embargo, los restos de esos animales son difíciles de hallar porque “son mucho más frágiles”.

Además, fueron halladas por primera vez en el mundo dos trampas para mamuts excavadas hace 15 mil años que constan de paredes verticales de 1.70 metros de profundidad y 25 metros de diámetro; aunque no descartan que pudieran haber más en el área.

Córdoba Barradas dijo que posiblemente estarían ante una “línea de trampas”, estrategia que permitiría a los cazadores reducir el margen de error en la captura del ejemplar.

Los fósiles hallados permitirán ampliar la exposición del `Museo del Mamut` y tratar temas poco abordados como las enfermedades que aquejaban a estos colosos que deambularon miles de años atrás, en la ahora caótica conurbación de la Ciudad de México.

TE RECOMENDAMOS: Hidalgo logró récord Guinness con altar más grande del mundo

Cabe mencionar que el lugar donde fueron hallados los restos óseos de mamuts es propiedad del municipio, y se encontraban trabajando para convertirlo en un relleno sanitario, sin embargo, a principios de enero los arqueólogos realizaron el hallazgo y lo reportaron a la dirección de Salvamento Arqueológico del INAH, a través del investigador Luis Córdoba Barradas.

Compartir.