Hoy termina una larga y muy polémica administración en Bahía de Banderas

218

Este viernes tomará protesta Mirtha Villalvazo como alcaldesa de Bahía de Banderas; terminan 4 años de Jaime Cuevas, con más oscuros que claros.

Este viernes 17 de septiembre toma protesta como alcaldesa de Bahía de Banderas, Mirtha Villalvazo y, con ello, inicia una nueva aventura en el municipio más joven y con mayor proyección de todo Nayarit.

El evento será a las 10 de la mañana en la Marina de La Cruz de Huanacáxtle, hasta donde asistirán el gobernador electo de Nayarit, Miguel Ángel Navarro Quintero, diputados morenistas de la nueva legislatura nayarita y diversas personalidades políticas y empresariales de la región.

Sin embargo, la toma de protesta de Mirtha Villalvazo será, apenas, algo en segundo término y lo principal será el balance que deja Jaime Cuevas Tello, quien estuvo al frente de Bahía por 4 años y que tuvo, en su administración, más oscuros que claros.

Cuevas Tello inició la décima administración municipal en 2017 y el precedente, con José Gómez Pérez, no era el mejor, sin embargo, con una supuesta revolución en la forma de gobernar, Cuevas Tello arrancó el plan de desarrollo urbano, que sería su bandera en los primeros meses.

Sin embargo, poco a poco la administración fue tomando un rumbo que, sin bien no era desastrosa, sí dejaba mucho que desear, sobre todo en materia de servicios públicos, como alumbrado y bacheo, además de que nunca se logró una estabilidad en materia de seguridad.

Jaime Cuevas, además, cometió el error de sentirse preparado para la gubernatura y desde su segundo año comenzó a trabajar en ello, descuidando, aún más, sus labores como alcalde de Bahía de Banderas. Llegó a tanto su esfuerzo por posicionarse, que colocó espectaculares con su imagen en Tepic.

Luego, ‘navegando tranquilo’, se vio involucrado en polémica por las obras de Vidanta en Jarretaderas, donde todos metían mano al dinero de ‘aportaciones’ del grupo hotelero y que, al final, se terminó con más preguntas que respuestas en cuanto al destino del mismo.

Pero no todo fue tan malo; si algo deja Jaime Cuevas como legado, es el triunfo en el juicio por la ‘presidencia de cartón’, uno de los actos de corrupción mejor plasmados en la joven historia de Bahía.

Como en todas las administraciones salientes, es más fácil recordar lo malo que lo bueno, pero en casos como este, donde lo malo es tan superior, se vuelve obligatorio pedirle a quien lo releva que, por lo menos, mejore las condiciones en que viven los bahíabanderenses.

Ojalá que vengan mejores tiempos para Bahía.

Compartir.