Así funciona el sistema de carga rápida de los smartphones

0

El tiempo de duración de la batería de un smartphone es algo que siempre se tiene en cuenta al momento de adquirir uno de ellos. Si bien esta parte indispensable de todo móvil ha ido mejorando con el pasar del tiempo, las nuevas aplicaciones consumen más energía, disminuyendo la duración de la batería. Son varios los factores que influyen sobre la duración de la batería, entre ellos el tipo de cargador, las dimensiones de la pantalla, el potencial gráfico, las aplicaciones, entre muchos otros. Por ello, fabricantes de smartphones han utilizado la carga rápida como solución. Esta es una función que consigue recuperar hasta el 30% de la carga en poco más de cinco minutos. La función se basa en un algoritmo que reconoce y establece el momento en el que la potencia del cargador debe ser mayor, para así agilizar la carga.

Los cargadores y smartphones tradicionales utilizan un voltaje de 5V y una intensidad de entre 1 y 2 amperios para cargar las baterías. En cambio, los sistemas de carga rápida utilizan un voltaje dinámico que aumenta los voltajes para trabajar con valores de entre 5 y 12 voltios e intensidades que oscilan entre 1 y 3 amperios, como explican en ComputerHoy. Muchas de las más reconocidas marcas de celulares ya incluyen esta posibilidad en sus equipos. La carga rápida no daña la batería ni acorta su vida, ya que el cargador detecta qué tipo de equipo no es compatible con esta función y solo usará el voltaje convencional para no arruinarlo.

Empresas que han implementado este sistema en sus dispositivos son Huawei, Samsung (Galaxy S7 y S7 Edge), LG (G5),  Sony Xperia (XZ), HTC (10), Xiaomi (Mi 5 y Redmi Note 3, Motorola (Moto G4 y Moto Z), Google (Pixel, Pixel XL, Nexus 6P y Nexus 5X), entre algunos otros.

Compartir.