Moderación, podríamos subir UN KILO en la cena del 15 de septiembre

88

El típico pozole, las quesadillas, los chiles en nogada, los tacos o el tequila, son algunos de los manjares protagonistas en las mesas de los mexicanos durante estos días. Aunque son deliciosos, no forman parte de una dieta balanceada y saludable, a menos que se aprenda a comer de una manera correcta.

Mucha gente entra en pánico por pensar en cómo van a poder restringirse y a su vez, poder celebrar las fiestas patrias sin pasar un mal rato pensando en los kilos que pueden ganar. Y es que no es para menos, ya que de acuerdo con la nutrióloga Rebeca Milheim, especialista de la plataforma de Doctoralia, el mexicano promedio puede subir hasta un kilo en la cena del 15 de septiembre.

No hay por qué sufrir, se puede disfrutar de (prácticamente) cualquier alimento mientras se tengan presentes dos cosas: moderación y compensación. Esto es lo primero que la especialista recomienda a todos sus pacientes.

¿A qué nos referimos con moderación?

Comer con moderación consiste en evitar caer en el exceso de alimentos y consumir solo lo que el cuerpo necesita. Por ejemplo, se puede comer un pozole, pero que sea uno y no tres. Debes de procurar servirte poco maíz ya que te puede hacer subir de peso. Sin embargo puedes añadir toda la proteína que gustes, sea pollo o maciza, al igual que muchas verduras. De esta forma estás balanceando el platillo y como la verdura ayuda a crear más volumen, te sentirás satisfecho por más tiempo. Pero recuerda, si quieres cuidar tu peso, habrá que dejar de lado las tostadas con crema.

La segunda clave es la compensación.

Es decir, ya que nos dimos un gusto e ingerimos todo lo anterior, lo siguiente es regresar a la rutina y tratar de quemar todas las calorías excedentes que hemos consumido. Para ello, podemos ir al gimnasio y asegurarnos de hacer ejercicios cardiovasculares (caminadora, nadar, saltar la cuerda). O bien, si no estamos inscritos en un gimnasio, ir a correr o caminar al parque, hacer rutinas de ejercicio en casa y cuidar nuevamente lo que comemos.

Por último, la especialista nos recuerda la importancia de beber agua. Además de que es algo que independientemente del contexto es sano y deberíamos tener como costumbre, el agua ayuda a controlar el peso corporal y a eliminar parte de la grasa que ingerimos. (Con información de 10)

Compartir.

Comentarios desde Facebook