Sigue Seapal cayéndose a pedazos y Salvador Llamas no da resultados

222

El organismo, que durante muchos años tenía el reconocimiento internacional por su operatividad, ahora da lástima, se cae a pedazos y el alcalde en funciones, Salvador Llamas, no puede con el paquete.

El Seapal Vallarta sigue cayéndose a pedazos, dejando sin agua a miles de vallartenses todos los días y generando molestia en quienes, sin ser avisados, simplemente abren la llave y no sale el vital líquido.

A un año de que se municipalizara, y 4 meses y medio desde que entró la nueva administración, el Seapal es una burla de lo que alguna vez fue: un organismo reconocido a nivel internacional por la calidad de sus servicios.

Ni Santiago Centeno Ulín, en la administración pasada, ni Salvador Llamas Urbina, en la actual administración, han tenido la capacidad para regresarle al Seapal la categoría que tuvo durante tantos años.

Y es que ninguno de los 2 personajes son expertos en la materia, solo son 2 políticos que fueron incrustados en altos cargos, como pago de favores de los alcaldes que han estado vigentes.

Un ejemplo claro de la falta de agua es la colonia Vista Hermosa, donde el vital líquido no llega por lo menos 3 veces por semana y cuando llega, la presión es tan baja, que bañarse o lavar ropa es una labor prácticamente imposible.

¿Hasta cuándo llegarán los resultados prometidos que mejorarán al Seapal? ¿Cuándo veremos sanciones a quienes resulten responsables por las terribles condiciones en que dejaron al organismo? ¿Cuándo renunciará Salvador Llamas a la dirección y se la dejará a alguien que sí sea experto en temas hidráulicos? Preguntas que no tienen respuesta y, al paso que vamos, nunca tendrán.

Compartir.